Triste panorama empresarial en España

La semana pasada me entristeció mucho el camino que estamos llevando en este país. El detonante fue el bochornoso trámite de aprobación en el Senado de otra ley inútil, incluso hasta para los que supuestamente benefician. Dentro de las Leyes de Propiedad Intelectual hay una parte que es conocida como canon AEDE de la que ya hablé, y no es más que otro despropósito mal parido que perjudica hasta para quien fue diseñado.

Canon AEDE
Autor: Ferranhumor

Pese a que es una ley ampliamente rechazada, el panorama actual parece ser hacer leyes que sólo interesan a una minoría y en detrimento del interés general. En el senado se vieron los pobres argumentos para defender esto, pero era un si o si y no había mucha más discusión.

Se ha hecho una ley anti-Google dirigida por la batuta de los medios asociados a AEDE. Una ley irrenunciable que ya se ha dicho por activa y por pasiva que no les va a dar ni un euro a los interesados y que además posiblemente les perjudicará a ellos y de rebote a todos. Salvo que esto tenga un segundo acto, como pedir luego meter mano a las arcas del estado para buscar ahí el dinero prometido. Cosas parecidas hemos visto ¿verdad?

Votación canon AEDE
Votación canon AEDE congreso

Nuestras líneas maestras económicas parece que pasan por mantener todos los negocios caducos, bien por ley o bien con ayudas, como si fuera realmente de interés general. Pronto veremos las ayudas al teletexto para que este no tenga que desaparecer.

Vamos a conseguir que la innovación siempre venga de fuera. Lo caduco se mantenga dentro por ley. Todo importación, cero exportación.

Tengo ideas que me gustaría explorar, pero tengo la sensación que juego en una liga inferior que la de otros países. Tengo además mayor inseguridad jurídica y económica por lo caro que me puede salir fallar. Mi otra opción es ser camarero, quizás más en línea con el ciudadano tipo que se busca ahora.

Tengo esperanzas que este país vaya cambiando de mentalidad y seamos capaces de hacer política de largo recorrido, no políticas cortoplacistas y de amigos para mantenerse en el poder 8 años. Pero para conseguirlo tenemos que movernos y no quedarnos en la resignación y el lamento inútil. Vamos a ver hasta dónde somos capaces de llegar.